¿Qué es el SATE?

SATE es un sistema de aislamiento por exterior de la fachada y se utiliza para el aislamiento térmico de edificios, tanto de obra nueva como en rehabilitaciones de edificios.

Se entiende como sistema SATE un sistema compuesto de aislamiento por el exterior (SATE- ETICS) que se suministra como conjunto (kit) y se utiliza para el aislamiento térmico de edificios.

Se utilizan tanto en nueva construcción como en rehabilitación de edificios. Los sistemas SATE se pueden clasificar en función del tipo de fijación, material aislante utilizado, por aplicación y tipo de acabados. Es especialmente importante respetar la concepción del SATE como un sistema integral de fachadas. Ello supone que cada componente forma parte del conjunto, asegurando la compatibilidad del sistema y el mejor resultado. 

Ventajas del sistema SATE

Eliminación de puentes térmicos: pilares, frentes de forjado, cajas de persiana, etc. Reduce el riesgo de condensaciones. Además los sistemas SATE son impermeables al agua de la lluvia y permeables al vapor de agua. No reduce el espacio interior habitable de la viviendas. Revaloriza económicamente el inmueble.

Con un sistema SATE se reviste y aísla el exterior del edificio adaptándose las geometrías del mismo, incluso las más complejas, sin discontinuidad. Por tanto cuando está correctamente concebido e instalado permite fácilmente resolver la mayoría de los puentes térmicos del edificio.

Los sistemas SATE que incorporan un aislamiento con un espesor óptimo aseguran drásticas reducciones de la energía disipada al exterior, demostrando una disminución del consumo de combustibles próximo al 30% y permiten un ahorro energético consistente y continuo (calefacción en invierno; aire acondicionado en verano). Se estima que la inversión realizada para la instalación del sistema se amortiza, de media, en los cinco años siguientes.

¿Por qué aislar con el sistema SATE?

- La inversión del sistema es amortizable en un plazo de 5 a 7 años mediante la reducción de consumo de aire acondicionado y calefacción.

- La instalación de un sistema SATE se realiza tratando de minimizar las molestias para los usuarios en el interior de sus viviendas (polvo, eliminación de escombros, simplificación de las fases de elaboración y disminución de los tiempos).

- El sistema revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple restitución de la fachada.

- Con este sistema no se reduce el espacio habitable interior de las viviendas.

- El sistema reduce el riesgo de condensaciones, además los sistema SATE son impermeables al agua y permeables al vapor de agua.

- Mantiene la envoltura exterior y la estructura del edificio en condiciones termo higrométrico estable, contribuyendo de manera decisiva al mantenimiento de los materiales de construcción a lo largo del tiempo e impidiendo la degradación causada por las oscilaciones de temperatura: grietas, fisuras, infiltraciones de agua, fenómenos de disgregación, manchas, mohos y la impregnación de la masa mural.

- Excluye la necesidad de eliminar el enfoscado viejo, excepto cuando existan riesgos de desprendimiento.

- Son respetuosos con el medio ambiente al no dispersar sustancias contaminantes, no contener sustancias nocivas para el medio ambiente, reciclarse y reducir las pérdidas energéticas.

- Los sistemas SATE, al mejorar el aislamiento térmico en la envolvente de un edificio, permiten alcanzar los criterios de sostenibilidad.

- Los sistemas SATE se suministran de forma integral, de esta forma se asegura la compatibilidad de los componentes.

Si lo desea puede contactar con nosotros sin compromiso, un profesional atenderá su solicitud. 

por Humecan
en Blog
Visto: 796

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios